Melatonina en crema facial

Descubre más en nuestro canal
Youtube

Babylonia te cuida

Amplia información acerca de nuestros productos Mel13, métodos de aplicación, entrevistas, etc. 

¿Sabes qué es la melatonina?

Qué es la melatonina?

LA MELATONINA se descubrió inicialmente como un producto de la glándula pineal, aunque sabemos hoy en día que es producida ubicuamente en el organismo.

Entre los lugares de producción extrapineal de melatonina están, entre otros, la retina, timo, intestino, hígado, cerebro, músculo esquelético y cardíaco, células del sistema inmune, ovario, testículo y la piel.

El papel de la glándula pineal es producir melatonina de forma cíclica, generando un ritmo circadiano de la hormona con un pico nocturno que sincroniza a su vez otros ritmos endocrinos y no endocrinos, como el ritmo sueño-vigilia, la actividad antioxidante, y la respuesta de la inmunidad innata del organismo.
La producción de melatonina disminuye con la edad, siendo significativa esta disminución a partir de los 40 años.

La melatonina presenta una serie de acciones no hormonales, que incluyen su actividad antioxidante, antiinflamatoria, y depuradora de radicales libres.

La melatonina es el más importante componente del sistema antioxidante del organismo y mantiene la homeostasis redox de la célula.
Presenta una alta capacidad para depurar radicales hidroxilo y peroxinitritos, así como también anión superóxido, peróxido de hidrogeno, y NO, protegiendo la célula del ataque de dichos radicales libres.

La melatonina es un potente antioxidante que, además de depurar radicales libres, potencia el sistema antioxidante endógeno aumentando tanto la actividad como la expresión de las enzimas antioxidantes. Por tanto, protege frente a la contaminación ambiental y del daño producido por las radiaciones ionizantes como las UV y del sol.

la melatonina alcanza todos los compartimentos celulares debido a sus propiedades físico-químicas. Por tanto, la melatonina llega a la
membrana celular, al citosol, al núcleo y a la mitocondria.

Un aumento de energía está relacionado con un aumento de la síntesis proteica y un aumento del riesgo sanguíneo aumentando el aporte de nutrientes. Por tanto, la melatonina como consecuencia de todas estas acciones regenera la piel.

a melatonina es un potente antiinflamatorio. Por tanto, reduce la respuesta inflamatoria que se produce en la piel durante el envejecimiento.

No solo incrementando la síntesis ATP, sino también estimulando la eficiencia mitocondrial, por lo que la célula produce más energía con menor producción de radicales libres.

TEORÍA MITOCONDRIAL DEL ENVEJECIMIENTO

Este proceso da lugar a una disminución en la resistencia y a un aumento de la fragilidad celular...

El envejecimiento ocurre a todos los niveles de la organización biológica. Las capacidades fisiológicas aumentan durante la maduración para después decaer linealmente con la edad.
Este proceso da lugar a una disminución en la resistencia y a un aumento de la fragilidad celular, que con el tiempo se manifiesta en enfermedades asociadas al envejecimiento.

Se considera hoy día como causa de primera importancia en el envejecimiento el acúmulo lento y progresivo de radicales libres de oxígeno y nitrógeno (ROS/RNS) que se producen a lo largo de la vida. Los radicales libres, tanto los que se generan en la propia mitocondria como los que le llegan desde el citosol, van dañando inexorablemente a la célula y la función mitocondrial va disminuyendo lentamente.

La cadena de transporte electrónico (CTE) y la fosforilación oxidativa se hacen ineficientes, disminuyendo la producción de ATP. En esta situación, la mitocondria se hace mas vulnerable al ataque de los ROS/RNS, disminuyendo todavía mas su eficiencia. Así se cierra un circulo vicioso que termina en apoptosis o muerte celular programada. Esta es la base de la teoría mitocondrial del envejecimiento.

En una gran mayoría de patologías degenerativas asociadas al envejecimiento, el aumento en la producción de especies reactivas va asociado a la perpetuación de un proceso inflamatorio crónico.

Por otro lado, las radiaciones ionizantes, como la ultravioleta (RUV), son ejemplos claros de inductores de ROS, responsables del daño oxidativo y lesión inmune de los tejidosperiféricos como la piel. Así, la exposición de ratas “hairless” a RUV produce un aumento de ROS y desaparición de las células de Langerhans en la epidermis.

La desaparición de las células de Langerhans en piel se ha correlacionado con algunos parámetros eritrocitarios y epidérmicos de estrés oxidativo, especialmente el glutation disulfuro (GSSG), la glutation peroxidasa (GPx) y reductasa (GRd), y la catalasa (CAT).

Por tanto, el proceso de envejecimiento implica una mayor producción de ROS y una perdida progresiva de células de Langerhansa

Lo mejor para tu piel.
Precios reducidos. Hasta un 53% Menos.

Últimos días para aprovechar los descuentos!
pROMOCIÓN
X
Añadir al carrito